Llámanos
787-780-4297787-798-3110

GASTROENTERÓLOGO
EN BAYAMÓN

DR. ROBERTO OSORIO


El Dr. Osorio trabaja con el manejo de enfermedades del tracto gastrointestinal y el hígado. Hace estudios de la función normal y las enfermedades del esófago, estómago, intestino delgado, colon y recto, páncreas, vesícula biliar e hígado.


Trabaja con los movimientos del material que pasa a través del estómago y del intestino (motilidad), la digestión y absorción de nutrientes en el cuerpo, la eliminación de residuos procedentes del sistema y la función del hígado como órgano digestivo.

Gastroenterología

Hepatología

Endoscopía

Gastrointestinal

SERVICIOS



Condiciones típicas que tratamos


En esencia, toda la actividad normal y las enfermedades de los órganos digestivos son parte del estudio de gastroenterología.
Visítanos para una consulta.

787-780-4297
787-798-3110

Artículos de Salud

DIVERTICULOSIS


¿Qué es la diverticulosis?

Diverticulosis se refiere a la presencia de pequeñas bolsas o sacos que crecen hacia fuera (llamados divertículos) y pueden desarrollarse en la pared del tracto gastrointestinal. Si bien puede haber divertículos en cualquier parte del tracto digestivo, su presencia es más común sobre el lado izquierdo del intestino grueso, zona conocida como colon descendente y sigmoide.

¿Cuán común es la diverticulosis?

La diverticulosis es un trastorno común, sobre todo, entre personas de más edad. Esta afección rara vez se presenta entre gente menor de 20 años, pero es más común entre quienes pasan de 60, edad en la cual el 60% de las personas están afectadas.

¿Qué es la Enfermedad Diverticular?

La Diverticulosis puede ser sintomática o asintomática, la gran mayoría de los pacientes son asintomáticos, pero cuando presentan síntomas, la condición se califica como enfermedad diverticular, la cual a su vez se divide en:

Diverticulitis: Inflamación del divertículo, ocurre en un 4-15% de los pacientes con divertículos. Puede ser no complicada o complicada. Se clasifica como complicada cuando la inflamación se acompaña de un absceso (colección de pus), fistula (comunicación entre el colon y otro órgano), obstrucción o perforación libre en la cavidad del abdomen.

El paciente puede presentar síntomas como dolor abdominal (usualmente en la parte inferior izquierda, fiebre, náuseas, vómitos, diarrea o estreñimiento.

Sangrado Diverticular: Sangre roja brillante por el ano, que usualmente no se acompaña de dolor abdominal. Ocurre en el 5-15% de los pacientes y puede ser masivo en una tercera parte de ellos.

Colitis Segmentaria: Inflamación de la pared de colón entre divertículos.

Enfermedad Diverticular sintomática no complicada: Dolor abdominal persistente en ausencia de inflamación de los divertículos o la pared de colón.

¿Qué es la Enfermedad Diverticular?

1- Alto consumo de carnes rojas

2- Bajo consumo de fibra

3- Poca actividad física.

4- Obesidad.

5- Fumar.

Todos estos factores fueron asociados a un aumento en el riesgo de desarrollar diverticulitis.

Las ventajas de una alimentación con alto contenido de fibra pueden apreciarse en quienes diariamente ingieren entre 15 y 30 gramos de fibra (cereales de salvado, pan de harina integral, frutas frescas y verduras de hoja).

Una vez formados los divertículos, éstos no desaparecen. En las personas que no presentan síntomas, el aumentar la cantidad de fibra en la alimentación para suavizar y dar más volumen a la deposición podría reducir el desarrollo de más divertículos o evitar complicaciones.

Semillas y Nueces.

El consumo de nueces, maíz o popcorn no se asocia a un incremento en el riesgo de diverticulosis, diverticulitis o sangrado por divertículos.

¿Cómo se diagnostica la Diverticulosis?

1- Enema de Bario: Rayos X, los cuales se obtienen después de introducir bario en el colon, para así poder visualizar mejor la pared y los defectos ocasionados por los divertículos. No se recomienda si se sospecha diverticulitis.

2- CT Scan del abdomen: Se ven los sacos (divertículos) en la pared del colon con mayor detalle, nos brinda información acerca de inflamación, abscesos u otras posibles complicaciones asociadas a la condición.

3- Colonoscopia: Visualización directa de los divertículos por una cámara, no se recomienda en la etapa aguda de la inflamación.

¿Cómo se trata la Diverticulosis?

Depende de la severidad de los síntomas.

Dolor abdominal leve y fiebre baja: Dieta líquida y antibióticos por boca.

Dolor abdominal fuerte que no mejora y fiebre > (38°C): Considerar tratamiento dentro del hospital. En el hospital los medicamentos son dados por vena y al paciente se le suspende la alimentación por boca.

Cirugía: El paciente puede requerir cirugía si presenta con alguna complicación relacionada a la diverticulitis, como: absceso (colección de pus) o peritonitis (infección generalizada en la cavidad del abdomen).

REFLUJO GASTRO-ESOFÁGICO



El reflujo gastroesofágico es un fenómeno mediante el cual el ácido del estómago regresa al esófago. Los síntomas se presentan cuando una excesiva cantidad de reflujo ácido regresa al esófago. Muchos describen la acidez estomacal como una molestia en forma de ardor localizada por detrás del esternón, que sube hacia el cuello y la garganta, y algunas personas hasta sienten el sabor agrio o amargo del ácido en la parte posterior de la garganta.

Ocasionalmente, todos sufrimos de acidez estomacal; sin embargo, si ésta se presenta con una frecuencia de dos o más veces por semana, si siente que la comida se le queda pegada, y si advierte sangre o pérdida de peso, podría tratarse de un problema más grave conocido como enfermedad de reflujo gastroesofágico o ERGE.

Los jugos gástricos se componen de ácido, enzimas digestivas, y otros materiales perjudiciales; y el contacto prolongado de estos jugos gástricos ácidos con el revestimiento esofágico lesiona al esófago, produciendo una molestia en forma de ardor. En condiciones normales, una válvula muscular localizada en el extremo inferior del esófago, llamada esfínter esofágico inferior o “EEI”, mantiene el ácido en el estómago y fuera del esófago. En la enfermedad de reflujo gastroesofágico o ERGE, el EEI se relaja con mucha frecuencia y permite el reflujo del ácido estomacal.

Si no se trata la ERGE, pueden ocurrir graves complicaciones, tales como: dolor fuerte en el pecho semejante a un ataque cardíaco, estrechez esofágica (estrechamiento u obstrucción del esófago), sangrado o una mutación premaligna en el revestimiento del esófago que se conoce con el nombre de esófago de Barrett.

Los síntomas que sugieren que puede haber ya ocurrido un daño grave incluyen:

• Disfagia: dificultad para tragar o sensación de que la comida se queda atrapada detrás del esternón.

• Sangrado: vomitar sangre o tener heces de color negro como el alquitrán o la brea.

• Atorarse: sensación producida por el reflujo del ácido en la tráquea que provoca asfixia, tos o voz ronca.

• Pérdida de peso.

¿Tiene Usted ERGE?

Mídase en la escala Richter o prueba para medir el ácido ¿Cuán importante es su acidez estomacal? ¿Será posible que se trate de algo más grave? Si necesita una vara para medirse, aquí le ofrecemos una prueba que usted mismo puede hacer, y que ha sido desarrollada por un panel de expertos del Colegio Americano de Gastroenterología.

Recuerde, consulte con el médico si tiene acidez estomacal más de dos veces por semana, o si continúa con síntomas pese a tomar los medicamentos de venta libre y/o de expendio bajo receta médica.

Aplíquese la “Escala de Richter – Prueba para medir el ácido” para saber si padece de ERGE y si está dando los pasos necesarios para tratarla.

1. Frecuentemente, sufro de uno o más de lo siguiente:

  • a. Una sensación de incomodidad por detrás del esternón que parece que sube desde el estómago.
  • b. Una sensación de ardor en la parte posterior de la garganta.
  • c. Un sabor amargo y ácido en la boca.

2. ¿Se presentan estos problemas, a menudo, después de las comidas?

3. ¿Tiene acidez estomacal, o indigestión ácida, dos o más veces por semana?

4. ¿Cree que los antiácidos sólo brindan un alivio temporal a sus síntomas?

5. ¿Toma medicamentos de expendio bajo receta médica para tratar la acidez estomacal y todavía presenta síntomas?

Si respondió afirmativamente a dos o más de las preguntas de arriba, usted tiene ERGE. Para tener la seguridad, acuda a su médico o a un especialista en gastroenterología, ya que ellos pueden ayudarle a vivir sin dolor.

¿Cuáles son los objetivos del tratamiento para la ERGE?

La ERGE es un problema que presenta síntomas durante el día, aunque mucho del daño que causa, ocurre durante la noche. El tratamiento debe diseñarse con el fin de:
1) Eliminar los síntomas;
2) curar la esofagitis, y
3) prevenir la recurrencia de la esofagitis,
o el desarrollo de complicaciones en pacientes con esofagitis. En muchos pacientes, la ERGE es una enfermedad crónica y recurrente. El punto clave de la terapia es el mantenimiento a largo plazo; por lo tanto, lo adecuado es una terapia continua a largo plazo y, posiblemente de por vida, que controle los síntomas y prevenga las complicaciones.

¿Cuáles son los tratamientos para la acidez estomacal esporádica?

Modificaciones al estilo de vida

• Levantar la cabecera de la cama. La forma más simple de hacerlo es utilizando una viga de madera de un espesor de 10cm por un ancho de 10cm, a la cual se han clavado dos tapas de frascos, a una distancia apropiada como para que reciban las patas o ruedas correspondientes a la cabecera de la cama. El propósito para utilizar las tapas de los frascos es evitar que el paciente, inevitablemente, sufra un sacudón en el momento en que las patas de la cabecera de la cama rueden por la viga de 10cm x 10cm y caigan. Otra alternativa sería usar un pedazo de gomaespuma debajo del colchón para elevar la cabecera de la cama entre 15 y 25cm. El uso de almohadas no constituye una alternativa eficaz para elevar la cabeza y evitar el reflujo.

• Evite las comidas y bebidas que contribuyen a la acidez estomacal, tales como: chocolate, café, menta, alimentos grasosos o picantes, productos a base de tomate y bebidas alcohólicas.

• Deje de fumar. El tabaco inhibe la saliva, que es el protector principal del cuerpo humano. También, el tabaco puede estimular la producción de ácido estomacal y relajar el músculo entre el esófago y el estómago, permitiendo que se suscite el reflujo.

• Baje de peso, si tiene unos kilos de más.

• Evitar llevar prendas de vestir apretadas.

• No coma entre 2 y 3 horas antes de acostarse.

• Para los episodios esporádicos de acidez estomacal, tome un antiácido de venta libre o un bloqueador H2, algunos de los cuales se pueden comprar sin receta médica.

Los medicamentos de venta libre juegan un papel importante en el alivio de la acidez estomacal y las molestias gastrointestinales ocasionales. Los episodios más frecuentes de acidez estomacal o indigestión ácida podrían ser síntoma de una condición más grave que, de no tratarse, podría empeorar. Si utiliza medicamentos de venta libre más de dos veces por semana, debe consultar con un médico.

Ignorar los síntomas persistentes de acidez estomacal puede conducir a consecuencias graves. Un estudio asocia la duración de la acidez estomacal con la gravedad de la enfermedad del esófago.

La enfermedad esofágica puede percibirse de varias maneras, siendo la acidez estomacal la más común. La gravedad de la acidez estomacal se mide por la duración de un determinado episodio, por la frecuencia con la que ocurren los síntomas, y/o por la intensidad de los mismos. Debido a que el revestimiento esofágico es sensible a los contenidos estomacales, la exposición persistente y prolongada a tales contenidos puede provocar cambios, tales como inflamación, úlceras, sangrado y cicatrices con obstrucción. También puede presentarse una condición precancerosa, denominada esófago de Barrett, que causa un daño grave al revestimiento del esófago.

Endoscopia. Este examen consiste en introducir, por la boca, un pequeño tubo flexible con una luz al final hacia el esófago y estómago para examinar cualquier anomalía. Normalmente, este examen se realiza con la ayuda de sedantes. Esta es la mejor manera de identificar la esofagitis y el esófago de Barrett.

Algunos puntos claves para recordar sobre la ERGE

• La acidez estomacal es una condición común, pero no trivial. De hecho, se ha encontrado una asociación entre la acidez estomacal crónica, severa y de mucho tiempo atrás, con el cáncer del esófago. No ignore la acidez estomacal frecuente y, en su lugar, consulte con su médico para realizar una endoscopia e iniciar un tratamiento que permita la resolución temprana de los síntomas.
• Si padece de acidez estomacal esporádica, puede encontrar el alivio que necesita en los antiácidos, en los bloqueadores H2 que ahora están disponibles sin receta médica, o en los inhibidores de la bomba de protones, cuya disponibilidad en dosis reducidas para venta libre aún está pendiente.
• Si padece de acidez estomacal más de dos veces por semana, es posible que tenga la enfermedad de reflujo ácido, también conocida como ERGE, la cual es potencialmente grave si no se trata.

• Si usted se automedica más de dos veces por semana, o si continúa presentando síntomas con los medicamentos de venta libre y/o con los de expendio bajo receta médica, necesita acudir al médico y es posible que se le refiera a un gastroenterólogo.
• La ERGE tiene una causa orgánica que no es su culpa, y que sólo un médico puede tratar.
• Se ha asociado la acidez estomacal crónica, grave, de mucho tiempo atrás, y la ERGE con el cáncer del esófago. No ignore la acidez estomacal frecuente y, en su lugar, consulte con su médico para realizar una endoscopia e iniciar un tratamiento que permita la resolución temprana de los síntomas.
• La ERGE juega un papel importante en las llamadas manifestaciones extra esofágicas, como asma, tos crónica y problemas de oídos, nariz y garganta, aunque frecuentemente no se reconozca esta conexión. Se debe considerar la ERGE en las evaluaciones físicas de estas condiciones médicas, porque puede pasar desapercibida.
• Con un tratamiento eficaz, usando los medicamentos de expendio bajo receta médica y con otros tratamientos disponibles hoy en día, puede librarse de los síntomas, evitar posibles complicaciones y recuperar la calidad de vida que usted merece.

© The American College of Gastroenterology 6400 Goldsboro Rd., Suite 450, Bethesda, MD 20817 P: 301-263-9000 F: 301-263-9025 Internet: www.acg.gi.org

HÍGADO GRASO

¿Qué es la enfermedad por hígado graso no alcohólico?

La enfermedad por hígado graso no alcohólico (EHGNA) consiste en una excesiva acumulación de grasa dentro del hígado en personas que consume poco o nada de alcohol. La forma más común de esta enfermedad es una afección no grave conocida como hígado graso, en la que se acumula grasa dentro de las células del hígado.

Hay un grupo de pacientes con hígado graso no alcohólico, que pueden desarrollar inflamación del hígado correspondiendo a un estado más avanzado y la cual se ha denominado esteatohepatitis no alcohólica (EHNA). La esteatohepatitis no alcohólica puede a su vez con el tiempo, derivar en la presencia de cicatrización del hígado o cirrosis. La cirrosis ocurre cuando el hígado sufre bastantes daños y el tejido fibroso gradualmente reemplaza a las células del hígado, lo que conduce a que el hígado pierda su función de forma progresiva.

¿Cuán comunes son la enfermedad por hígado graso no alcohólico y la esteatohepatitis no alcohólica?

La enfermedad por hígado graso no alcohólico es un trastorno muy común. Se calcula que esta enfermedad afecta en promedio el 20% de personas adultas. Es la enfermedad de hígado más común en los países occidentales, en donde factores de riesgo como la Diabetes Tipo 2, la Obesidad y el colesterol elevado son bastante comunes. Se cree que la obesidad es la causa más común de infiltración grasa en el hígado. En Estados Unidos, alrededor de 66% de adultos obesos y hasta 20 por ciento de niños obesos podrían tener hígado graso. Igualmente, en Estados Unidos, cerca de 2 a 5 por ciento de las personas adultas y hasta 20 por ciento de gente obesa podría padecer la afección más grave de esteatohepatitis no alcohólica.

¿Qué causa la enfermedad por hígado graso no alcohólico y la esteatohepatitis no alcohólica?

La enfermedad por hígado graso no alcohólico usualmente es parte de un síndrome metabólico caracterizado por diabetes o prediabetes (resistencia a la insulina), obesidad, elevación de los lípidos sanguíneos como el colesterol y los triglicéridos, además de hipertensión. Estos pacientes acumulan una excesiva cantidad de grasa en el hígado debido a resistencia por parte de los tejidos a hormonas como la insulina.

¿Cuáles son las señales y síntomas de la enfermedad por hígado graso no alcohólico y de la esteatohepatitis no alcohólica?

La mayoría de los pacientes con esteatohepatitis no-alcohólica no tiene síntomas. En algunas ocasiones el paciente puede sentir fatiga general, molestias en la parte superior derecha del abdomen, aunque no esta claro si estos síntomas son relacionados a la esteatohepatitis.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad por hígado graso no alcohólico y/o la esteatohepatitis no alcohólica?

El diagnóstico de enfermedad por hígado graso no alcohólico, por lo general, se sospecha primero en aquella persona gorda u obesa con resultados ligeramente elevados en los exámenes hepáticos realizados durante cualquier análisis habitual de sangre.

El diagnóstico de esta enfermedad se confirma mediante estudios por imágenes, entre los cuales el más común es la ecografía del hígado, pues dichos exámenes revelan la acumulación de grasa en el hígado. Es importante entender que la acumulación grasa dentro del hígado también puede ser producto del consumo excesivo de alcohol, de ciertos medicamentos, de hepatitis viral, de una enfermedad de tipo autoinmune del hígado y de una enfermedad metabólica o heredada del hígado. A fin de confirmar el diagnóstico de enfermedad por hígado graso no alcohólico, primero deben excluirse estas afecciones como la causa. Actualmente, el único medio confiable de determinar si alguien sufre de enfermedad por hígado graso no alcohólico es mediante una biopsia hepática, para lo cual después de administrar anestesia local, se introduce una pequeña aguja a través de la piel y se obtiene una pequeña muestra de hígado para evaluación bajo el microscopio.

¿Cuáles son los riesgos de padecer la enfermedad por hígado graso no alcohólico o la esteatohepatitis no alcohólica?

La mayoría de gente con enfermedad por hígado graso no alcohólico, especialmente quienes tienen hígado graso simple sin inflamación, casi no presentan problemas fruto de la afección. No obstante, alrededor de 25 por ciento de quienes padecen esteatohepatitis no alcohólica podrían presentar fibrosis hepática que empeora con el tiempo. En general, el avance de la fibrosis es lento y puede demorar años o hasta décadas. En algunos pacientes, la fibrosis puede estabilizarse y existen casos en los que las personas perdieron bastante peso y luego se comprobó que la fibrosis revirtió. En otras personas, en cambio, la afección continúa avanzando y se acumula tejido fibroso en el hígado, derivando en cirrosis.

¿Cómo se trata la enfermedad por hígado graso no alcohólico y la esteatohepatitis no alcohólica?

Actualmente el tratamiento de hígado graso se enfoca en la modificación de algunos de sus factores de riesgos. Por lo tanto, las recomendaciones más importantes para quienes padecen de hígado graso son de perder peso (aprox 1-2lb por semana) si son gordos u obesos, aumentar su actividad física, mantener una dieta balanceada y evitar consumir alcohol o medicamentos innecesarios. En los pacientes con esteatohepatitis no alcohólica, que es una forma más avanzada de la enfermedad por hígado graso no alcohólico, las mismas recomendaciones también podrían ser útiles.

En lo que se refiere a medicamentos específicos para la enfermedad, Vitamina E y pioglitazone son los más estudiados hasta el momento y los cuales tienen indicaciones muy específicas sobre todo en pacientes en los que se ha demostrado un proceso inflamatorio activo en el hígado a causa de la presencia de grasa.

© The American College of Gastroenterology 6400 Goldsboro Rd., Suite 450, Bethesda, MD 20817 Telf.: 301-263-9000 Fax: 301-263-9025 Internet: www.acg.gi.org

INTESTINO IRRITABLE

¿QUE ES EL SINDROME DE INTESTINO IRRITABLE (SII)?

Es una condición gastrointestinal que se caracteriza por la presencia de dolor abdominal y cambio en el patrón de las excretas, sin la presencia de alguna causa orgánica. El dolor abdominal es intermitente, puede ser de tipo cólico y de variada intensidad. Usualmente el dolor mejora después de evacuar.

¿CUALES SON LOS TIPOS DE INTESTINO IRRITABLE?

El intestino irritable se puede dividir en 3 categorías dependiendo en el tipo de evacuación del paciente. Tenemos el SII con diarrea, el SII con estreñimiento y el SII mixto, este último representado por la combinación de diarrea y estreñimiento.

¿QUE USUALMENTE NO ESTA RELACIONADO A SII?

Usualmente el SII no se presenta con alguno de los siguientes síntomas: Sangrado rectal, pérdida de peso, dolor abdominal progresivo, y/o anormalidades en los laboratorios.

¿CUANDO SE RECOMIENDA LA COLONOSCOPIA EN ESTOS PACIENTES?

La colonoscopia se recomienda si alguno de los síntomas antes mencionados son manifestados por el paciente. Si hay sospecha de alguna lesión en el colon, si el paciente es mayor de 45 años o cuando su gastroenterólogo lo entienda necesario.

¿QUE CAMBIOS EN LA DIETA PUEDEN AYUDAR EN EL SII?

Los pacientes con SII se pueden ayudar con dietas bajas o libres de algunos carbohidratos como la lactosa. También de alimentos que puedan aumentar la producción de gas como las habichuelas, cebolla, ajo, trigo entre otras.

¿QUE MEDICAMENTOS PUEDEN AYUDAR EN EL TRATAMIENTO DEL SII?

El tratamiento va a depender del tipo de SII. Si el paciente presenta con más diarreas, medicamentos como la loperamida pueden ayudar, si por el contrario lo que predomina es el estreñimiento alternativas como el polyethylene glycol podrían ser de beneficio. Para el dolor abdominal los anti espasmódicos son una buena alternativa para el control de este síntoma.

COLONOSCOPÍA


¿Qué es una colonoscopía?

La colonoscopia es una prueba por la cual a través de una cámara podemos observar el interior del intestino grueso o colon.

¿Porque razones debemos hacernos una colonoscopía?

Porque con esta prueba el gastroenterólogo puede detectar algunas lesiones dentro del colon llamadas pólipos, las cuales con el tiempo se pueden convertir en cáncer. Mediante la colonoscopia estas lesiones se pueden sacar, evitando así que se conviertan en cáncer en un futuro.

¿Cuándo es el mejor momento para hacerme una colonoscopía?

Las guías medicas recomiendan empezar a la edad de 50 años, pero recientemente la Sociedad Americana contra el Cáncer esta recomendando empezar a los 45 años (1), debido a que la incidencia de cáncer de colon aumento en edades más temprana hasta en un 51% y en las muertes relacionadas a este cáncer hasta en un 11% (2)(3).

¿Hay otras indicaciones para hacerme una colonoscopía?

Otras indicaciones que podrían justificar una colonoscopía serian:

Cambios en los hábitos de sus evacuaciones, sangrado por el recto, dolor abdominal o rectal, anemia crónica, perdida de peso inexplicada, historial familiar de cáncer o pólipos en el colon entre otras.

Siempre consulte a su medico antes de realizarse cualquier procedimiento.

1. Colorectal cancer screening for average‐risk adults: 2018 guideline update from the American Cancer Society https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.3322/caac.21457.

2. Surveillance Epidemiology and End Results (SEER) Program. SEER*Stat Database: Incidence‐SEER 9 Regs Research Data with Delay‐Adjustment, Malignant Only, Nov 2016 Sub (1975‐2014).

3. Surveillance Epidemiology and End Results (SEER) Program. SEER*Stat Database: Mortality‐All COD, Aggregated With State, Total US (1969‐2014) Katrina/Rita Population Adjustment (underlying mortality data provided by the National Vital Statistics System, 2016).

ENDOSCOPIA


¿Qué es una gastroscopía?

Es un procedimiento en el cual un tubo fino con una cámara al final es introducido en su boca y se desliza hacia su esófago, estómago y primera parte del intestino delgado.

¿Porque podría necesitar una gastroscopía?

Las indicaciones para una gastroscopia pueden ser varias entre ellas se encuentran: Dificultad para tragar, dolores abdominales recurrentes, náuseas y vómitos crónicos, reflujo severo, anormalidades reportadas en algún estudio de imagen relacionado con su tracto digestivo superior y diarrea crónica.

¿Qué se puede hacer en una gastroscopía?

Durante el estudio el medico puede tomar biopsias de la mucosa para establecer tipos de gastritis y sus posibles causas. También se pueden extraer crecimientos anormales como pólipos o masas dependiendo de su tamaño. En pacientes con estrecheces se pueden realizar dilataciones permitiendo el paso mas fácil de los alimentos. En casos de sangrado el medico puede inyectar una sustancia y poner un clip para parar un sangrado activo.

Como siempre antes de realizarse un procedimiento recomendamos consultar a su médico..

ESTREÑIMIENTO


¿Qué es el estreñimiento?

Es un problema relacionado con las evacuaciones del paciente. Las evacuaciones son descritas como: muy duras, infrecuentes y/o difíciles de evacuar.

¿Qué tan frecuente es el estreñimiento?

El estreñimiento es bastante frecuente, muchos estudios reportan una prevalencia del 15% en la población general. Se conoce que es mas frecuente en las mujeres y su frecuencia aumenta con la edad del paciente sobre todo cuando son mayores de 65 años.

¿Qué puede causar estreñimiento?

El estreñimiento puede ser causado por diferentes condiciones como la diabetes, hipotiroidismo, potasio bajo. Medicamentos como antidepresivos, suplementos de hierro, medicamentos para la presión alta entre otros. Importante también las lesiones como el cáncer de colon pueden producir estreñimiento al obstruir la salida de la excreta.

¿Qué puede aliviar o mejorar el estreñimiento?

Para mejorar el estreñimiento debemos ingerir alimentos que ablanden las excreta, por eso la importancia de ingerir mucha agua y alimentos que contengan mucha fibra como las verduras, frutas, granos y cereales.

Considera cambios en los medicamentos de uso diario que puedan estar causando la condición. Tratamientos como laxantes, enemas y/o supositorios pueden ayudar a mejorar la frecuencia y consistencia de las evacuaciones.

¿Cuándo consultar a su médico?

En términos generales siempre es conveniente consultar a su médico por cualquier padecimiento de salud, pero hay que prestar especial atención cuando síntomas como: perdida de peso, sangrado rectal, anemia, dolor abdominal recurrente están asociados al estreñimiento, debido a que estos hallazgos pueden ser explicados por condiciones como el cáncer de colon.

SE ACEPTAN TODOS LOS PLANES MÉDICOS

LLAMA AHORA CITAS INMEDIATAS
787-780-4297 * 787-798-3110